Alquiler temporal

¿Qué es el alquiler de corta estancia?

La diferencia del alquiler temporal de corta estancia con respecto al de vivienda habitual, es que se rige por la voluntad de las partes, de ahí que la duración es la que se establezca en el contrato, sin que exista un plazo mínimo. Esto es una flexibilidad importante para el huésped.

Este tipo de alquiler, tiene un contrato regulado en la Ley de Arrendamientos Urbanos 29/1994, en su art. 3, apdo. 2, pero su calificación es de “uso distinto al de vivienda”, cuya regulación contempla el Título III.

¿Qué ventajas tiene para el profesional y la empresa el alquiler temporal?

1.- Siempre resultará más económico que lo que supondría alquilar por el mismo periodo una habitación de hotel.

2.- Son apartamentos con todo lo necesario para entrar a vivir. Están amueblados y con electrodomésticos; (nevera, lavadora, secadora, calentador eléctrico, microondas, horno, vitrocerámica). Completo menaje de hogar: (ropa de cama, toallas, cubertería, vajilla, cristalería, utensilios de cocina, etc).

3.- Los huéspedes no tienen que preocuparse de cambios de titularidad en los suministros. Incluso pueden optar por un todo incluido con la propiedad.

4.- Las empresas y profesionales podrán alquilar nuestros apartamentos sin ser cautivos de un contrato que les obligue a alquilarlo un año entero.

Legislación del alquiler temporal

El contrato de temporada es todo aquel que recae sobre una vivienda habitable pero que no tiene el carácter de «indefinido» que posee el contrato de vivienda habitual. Contamos aquí algunos aspectos importantes para diferenciarlos:

El contrato de arrendamiento de temporada se encuentra regulado en el artículo 3 de la Ley de arrendamientos urbanos (LAU), legalmente no se llama «contrato de temporada», sino «contrato para uso distinto a vivienda» Se trata, de la antítesis del «contrato de arrendamiento de vivienda», es decir, recae sobre una vivienda pero no tiene el carácter de contrato de vivienda «permanente» que define el artículo 3 LAU.

Estos contratos de temporada se someten a la siguiente normativa:

  •  Títulos I y IV de la Ley de Arrendamientos Urbanos
  •  Cláusulas del contrato de arrendamiento pactadas por las partes
  •  Título III Ley de Arrendamientos Urbanos
  •  Código Civil, con carácter supletorio

Comparto este artículo tan interesante del experto Eduardo Fernández-Fígares en la materia para quien quiera más detalles.

¿Qué duración tiene un alquiler temporal con B2BFlats?

La duración de los contratos que hacemos es de mínimo 32 días y máximo 11 meses. Siempre podría renovarse por los periodos que necesite para finalizar su cometido en la ciudad.

Solicitamos al profesional o a la empresa que vaya a hospedarse, el documento oficial que indique que efectivamente va a estar una temporada por un proyecto o trabajo en concreto.